lunes, 14 de noviembre de 2011

5 años de nuevo

A veces me gustaría tener cinco años y llorar libremente, sin que me importe lo que piense el resto ni lo que digan de mí. Que cada lágrima que caiga por mi mejilla refleje mi dolor, pero que al mismo tiempo de este modo expulse todo lo malo de mi ser para que no deje cicatrices.

Me gustaría llorar en los brazos de mi mamá, aun que para eso no necesito tener 5 años, ya que se que ella siempre estará ahí con los brazos abiertos. Pero me gustaría ir hacia ella sin el miedo de que alguien me vea llorar. Por que antes era tan fácil hacerlo, cada lágrima era un reflejo de lo que sentía, ahora estas significan debilidad y falta de auto-control….

A veces me gustaría tener cinco años, y volver a aquellas épocas en las que todo era más fácil…

9 comentarios:

Ivianella dijo...

a todos nos gustaría tener 5 años a veces. La facilidad con la que uno vive cuando es un peque es de otro mundo. Pero cuando uno crece ve que a pesar de toda la oscuridad siempre hay algo que brilla, siempre. No bajes los brazos, besos

Daria dijo...

La infancia, y su poder de hacer inmaduramente felices :)

Мaяtuxx dijo...

A pesar de mis casi 15 años a veces me gustaría tener 10 menos. Para unas cosas tengo una mentalidad muy infantil ¿Sabes? Pero luego pienso en todo lo que no podia hacer con 5 años y en lo mucho que dependia de los demas y... ¡Desecho la idea! :)
Unbesitoo

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Increíble

The Girl with No Name dijo...

Las heridas en la piel a los 5 años eran más faciles de cicatrizar que las heridas del corazón. Cierto e irónico... que melancolía.

Taty Lovett dijo...

Hey, gracias por pasar por mi blog :)
Me gusto el tuyo!, te espero por el mio cuando quieras, besos ♥

Anónimo dijo...

Me gusta tu blog:) pasate por el mio: www.sereescritoraalgundia.blogspot.com

La chica de los sueños de cristal dijo...

Anímate, y que no sea necesario volver porque no salga ni una sola lágrima :)
¡Un beso!

Pandora dijo...

Es que cuando eramos niños las preocupaciones o el dolor eran algo tan banal que la vida parecía perfecta, pero derramar lagrimas de vez en cuando no son signo de debilidad, muestran que sientes, que estas viva y lo único que hacen es limpiar el alma, no importa la edad que tengas, es natural es mejor que estas afloren a que estén contenidas dentro de ti, ánimo y saludos :)